El medicamento que detiene el cáncer y que se puede comprar en cualquier farmacia

El medicamento que detiene el cáncer y que se puede comprar en cualquier farmacia

En la lucha de la ciencia contra el cáncer, los científicos han explorado múltiples caminos. Uno de ellos es detener y atenuar el crecimiento de las células cancerígenas en el cuerpo, en lugar de tratar de destruirlas con tratamientos tan agresivos como la quimioterapia.

En esa exploración, científicos de la Universidad Purdue, en Indiana, encontraron un medicamento que detiene el cáncer y que se puede comprar en prácticamente cualquier farmacia: se trata del fostamatinib, un fármaco que se utiliza para tratar una enfermedad crónica autoinmune que conlleva la destrucción de plaquetas en la sangre.

¿Cómo funciona?

El fostamatinib, que se vende en el mercado bajo la marca Tavalisse y sólo bajo prescripción médica, inhibe la proteína llamada “tirosina-cinasa del bazo” (SYK), con un efecto que bloquea la reproducción de las células del cáncer de mama.

Ante la capacidad de las células cancerosas de adaptarse a los tratamientos y sobrevivir o resurgir con el paso del tiempo, los científicos han encontrado que bloquear la metástasis de la enfermedad y reducir sus secuelas en el organismo puede ser una medida más efectiva que intentar erradicar las células enfermas por completo, pues también se eliminan las células sanas.

“Un concepto emergente en el tratamiento del cáncer es que tal vez no deberíamos intentar matar todas las células cancerosas, sino tratar de mantenerlas en un estado bajo que no genere ningún tipo de síntomas. Una especie de latencia, por así decirlo” explicó el doctor Michael Wendt, quien dirigió la investigación publicada en la revista Cancer Research.

¿Qué es el fostamatinib?

El fostamatinib, la sustancia activa del Tavalisse, se utiliza para controlar la trombocitopenia inmune crónica, una condición que hace que el sistema inmunológico del propio cuerpo destruya las plaquetas, necesarias para la coagulación normal de la sangre y que, además, alojan los anticuerpos que defienden al organismo de las múltiples enfermedades. Y aunque se trata de un medicamento que sólo se surte bajo prescripción médica, está disponible en prácticamente cualquier farmacia.

Los investigadores de Purdue descubrieron este efecto anticancerígeno del fostamatinib en ratones. El siguiente paso será probar su efectividad en humanos y si funciona en el tratamiento de otros tipos de cáncer, además del de mama.

Tomado de: https://eldiariony.com

Deja un comentario