“Todo cáncer puede volver, en cualquier etapa”

“Todo cáncer puede volver, en cualquier etapa”

Según la Sociedad Americana Contra el Cáncer, el cáncer de ovario es el responsable de más fallecimientos que cualquier otro cáncer del sistema reproductor femenino. La doctora Mónica Heymann, ginecóloga oncóloga, en entrevista con Ciencia Médica advirtió sobre la importancia de asistir a los chequeos médicos cuando corresponden ya que estos pueden advertir sobre una anomalía en los órganos pélvicos, a tiempo. “Todas debemos hacer nuestro chequeo ginecológico todos los años media vez estamos sexualmente activas”, dijo la especialista de Centro Médico Escalón de Grupo Hospital de la Mujer.

¿Qué es un cáncer de ovario?

El cáncer de ovario lo primero que debemos de saber es que es conocido como “el gran simulador”, porque lamentablemente más del 50 % de los casos se detecta en etapas avanzadas porque por ser un gran simulador los signos que se presentan pueden ser confundidos con otras enfermedades, no es que los signos son propios del cáncer de ovario sino que muchas veces se confunde con el síndrome de colon irritable, con dolor pélvico por la menstruación. La mayoría de ocasiones la gente se confunde por gastritis, reflujo y no se hace sus chequeos ginecológicos. Eso es lo más lamentable, se diagnostica en etapas avanzadas la mayoría de veces o en etapas tempranas ya sea por hallazgos accidentales o porque es una persona muy regular en sus chequeos y se detectan al mínimo cambio que se le muestra a su ginecólogo. Pero no siempre pasa eso.

¿Cómo puede identificarse?

En un chequeo ginecológico cuando usted va a tomar su citología mata dos pájaros de un tiro. Porque se toma su citología y previene el cáncer de cérvix. Su ginecólogo tiene la obligación de hacerle un tacto bimanual y observar o sentir el tamaño del útero y el tamaño de los ovarios. Si su ginecólogo cuando lo está palpando siente que esos ovarios tienen un tamaño diferente o una consistencia diferente la va a mandar a hacerse otros estudios como una ultrasonografía pélvica para ver cómo están. Si eso revela algo sospechoso se sigue a otro paso que es mandarle a marcadores tumorales como el CA-125. El CA-125 se altera por otras enfermedades y no necesariamente malignas. Se altera por la menstruación, por el embarazo, por la endometriosis. No es algo específico del cáncer de ovario. Yo como ginecóloga oncóloga se lo dejo a mi paciente más que todo como un seguimiento posterior, me sirve como un marcador, pero no para diagnosticar.

¿Cuáles son los factores de riesgo que están asociados al cáncer de ovario?

Uno de los principales que está asociado es la obesidad, que predomina en nuestra población. La mayoría de estos cánceres de ovario responden a estímulos hormonales y están asociados a cáncer gástrico, a cáncer de endometrio y a cáncer de mama y todo este grupo de cánceres están relacionados con un síndrome metabólico que puede incluir diabetes, obesidad, hipertensión.

¿A qué edad hay mayor riesgo de poder padecerlo?

Depende mucho la edad de la mujer. Hay algunos que son propios de las mujeres jóvenes y otros de las mayores. Por ejemplo los epiteliales que son los más comunes, son propios de mujeres arriba de 40 años y los de las células germinales son propios de las mujeres jóvenes, pero ¿qué es lo importante?, que muchas de las células germinales responden a quimioterapia y se pueden dar –en muchos de los casos– manejos conservadores para que la mujer pueda tener hijos, aun después del tratamiento.

¿Cuáles son los tratamientos?

Hay tratamientos dirigidos a tratar de conservar –siempre hay un riesgo– la función ovárica o algunos tumores de ovario que son considerados “borderline” (en el límite) de la malignidad, esos su manejo es propiamente quirúrgico. Esos no necesitan quimioterapia porque están en el borde, no son malignos, no son totalmente benignos y se va vigilando. Algunos de los epiteliales sí van a requerir quimioterapia. La radioterapia en cáncer de ovario no es como el tratamiento “gold standard” que se le va a dar al cáncer de ovario lo más importante es que logremos quitar la mayor cantidad posible.

¿Puede volver?

Lo que pasa es que el cáncer de ovario, al igual que todos los cánceres, dependen de la etapa en la que se le diagnostique. La etapa 1A es la más temprana en el cáncer de ovario, tiene casi nada de posibilidades de que vaya a regresar la enfermedad en otro órgano y si es un estirpe de menor riesgo, porque al igual que en todos los cánceres hay estirpes de menor o mayor agresividad, hay unas que son resistentes a las quimioterapias y otras que no. En este caso 1A, a la mujer no le va a volver el cáncer de ovario –hay que estarla siguiendo–, pero regularmente no le va a volver y esas son las candidatas –cuando no han tenido hijos– a hacer manejos conservadores, pero por ejemplo si estamos hablando de una mujer con una etapa 3 tiene una probabilidad de más del 70 % de que no salgamos bien librados de esa enfermedad o una etapa 4. Entonces todo cáncer puede volver en cualquier etapa, pero en medicina es cuestión de probabilidades. Etapas más tempranas tienen menores probabilidades de que regrese o casi nulas.

¿Entonces sí se puede ser mamá después de un tratamiento?

Depende mucho la edad de la paciente, no vamos a conservar un útero y unos ovarios en una mujer que ya tiene sus hijos. No la vamos a someter a un riesgo innecesario, vamos a empezar con manejos conservadores en aquellas estirpes que nos lo permitan. Consideraremos cuatro factores para un manejo conservador: de la paridad de la paciente, de su edad, del tipo de cáncer que detectemos y de la etapa en que lo detectemos. En otros países donde los tratamientos de fertilidad están en mayor apogeo, pueden quitarle los dos ovarios y conservar el útero para hacer fertilizaciones in vitro.

¿Se puede heredar?

La mayoría no están relacionados con la genética o no está relacionado a que ‘haya habido cánceres de ovario en la familia’. Puede ser que a una señora le digan que nadie de su familia ha tenido cáncer pero todos los hombres murieron de cáncer gástrico. En esa paciente puede haber una mutación relacionada. Por lo que decíamos, colon, mama, gástrico y endometrio están relacionados.

Tomado de: https://www.laprensagrafica.com

Deja un comentario