La diabetes puede influir en la propagación del cáncer

La diabetes puede influir en la propagación del cáncer

Un equipo de investigadores de la Universidad de Cornell en Ithaca, Nueva York, ha explorado los mecanismos potenciales que subyacen en la relación entre la diabetes y el cáncer metastásico.

“El cáncer y la diabetes son dos de los peores problemas de salud en los países desarrollados, y hay un vínculo entre los dos”, dice el autor del estudio, el profesor Mingming Wu. “Para el cáncer, la mitad de la historia aún es genética. Hace poco nos dimos cuenta de que faltaba otra mitad, que es el microentorno”, agregó.

De acuerdo con la investigación, el crecimiento y la propagación del cáncer pueden depender en gran medida del entorno biológico que lo rodea, y los investigadores creen que la diabetes puede crear el entorno adecuado para aumentar la motilidad (capacidad de moverse) de las células cancerosas.

“La glicación aumenta la tasa de metástasis”

“La metástasis, o la diseminación del cáncer, se produce cuando las células cancerosas pueden “viajar” desde el sitio de los tumores primarios hacia otras partes del cuerpo, lo que eventualmente da lugar a nuevos tumores”, dice el artículo publicado en la revista Integrative Biology.

Para llegar del sitio de un tumor primario a otra parte del cuerpo, las células cancerosas deben navegar por la matriz extracelular, una red que brinda apoyo y estructura a las células del cuerpo. Diferentes tipos de macromoléculas, que incluyen colágeno y glicoproteínas, conforman esta matriz.

El profesor Wu y sus colegas explican que el aumento del azúcar en la sangre en las personas con diabetes puede afectar la estructura de las fibras de colágeno, de una manera que facilita el movimiento de las células cancerosas.

“Las personas con diabetes tienen niveles más altos de azúcar en la sangre, lo que conduce a la glicación y cambia la estructura del colágeno en su tejido”, explica el coautor del estudio, Young Joon Suh.

Detalles de la investigación

Los científicos probaron este mecanismo observando cómo las células cancerosas de los tumores de cáncer de mama evolucionaron en entornos con diferentes niveles de glicación.

Sus experimentos revelaron que las células tenían una motilidad aumentada, es decir, podían moverse a velocidades más rápidas y también “viajar” más lejos del sitio original, cuando su entorno tenía una glicación elevada.

De hecho, el equipo explica que la velocidad promedio de movimiento de las células de cáncer de mama fue mayor en los tres tipos de entornos de colágeno que utilizaron, cuando estaban glicados.

Los investigadores creen que estos hallazgos indican que las condiciones que la diabetes crea en el cuerpo pueden aumentar el riesgo de metástasis de una persona si tienen cáncer.

Tomado de: https://www.ahoranoticias.cl

Deja un comentario