Por qué la gente tiene cáncer: todo lo que debes saber sobre él

Por qué la gente tiene cáncer: todo lo que debes saber sobre él

Es una de las palabras más temidas en la actualidad. Y, sin embargo, todos conocemos a alguien que desgraciadamente lo padece. Aunque el cáncer no es la primera causa de defunción en el mundo (ese dudoso honor lo tienen las enfermedades cardiovasculares) nos da muchísimo miedo.

Corren miles de teorías al respecto. Es el aire que respiramos, la comida que comemos, los aerosoles, el teflón en las sartenes, el aceite de palma, incluso hay gente que apunta a los imanes en el frigorífico. La pregunta es sencilla aunque la respuesta no: ¿por qué enfermamos de cáncer?

Es un problema que se lleva estudiando durante años, por supuesto. Quizá antes de hablar del más filosófico “por qué” habría que señalar el “cómo”, que parece más fácil de contestar y deja a un lado las teorías sobre el libre albedrío y el destino de cada persona.

Las células

Aunque la producción francesa ‘Érase una vez la vida’ ya nos enseñaba mucho, lo recordaremos: los seres humanos estamos hechos de células. Como explican en ‘The Conversation’, todas ellas tienen trabajos especiales que hacer. Construyen nuestros diversos órganos como nuestra piel, cerebro y huesos. Algunas células (como el cerebro y los huesos) pueden vivir durante muchos años, mientras que otras (como los glóbulos rojos) viven solo unas pocas semanas. Aunque suene a cliché, tenemos tantas como estrellas hay en el cielo. Una hermosa paradoja poética.

Pero ¿qué pasa cuando, sin explicación, estas células se vuelven locas y comienzan a crecer, negándose a morir? Exactamente. Así es como comienza el cáncer. Pueden crecer para formar un tumor o, en algunos casos, como la leucemia, se propaga a través de nuestra sangre.

Cuando las células comienzan a crecer sin control y se niegan a morir pronunciamos la temida palabra.

Las células cancerosas también se pueden trasladar a otras partes de nuestro cuerpo donde normalmente no se encontrarían. Esto hace que los órganos importantes dejen de hacer su trabajo y nos hagan sentir muy mal o incluso que lleguemos a morir.

El misterio del ADN

El genoma es el conjunto de genes contenidos en los cromosomas. Las células contienen las instrucciones para hacer copias de sí mismas, que se almacenan en dicho genoma, que está hecho de un elemento que seguro que te suena y que se llama ADN. Y por introducir un concepto curioso: el ADN de todos los seres humanos del planeta, en cadena, llegaría hasta la luna siete veces y volvería.

Pero dejando eso a un lado, este código de ADN está formado por solo cuatro “letras” químicas diferentes: A, C, T y G. Y las instrucciones en cada célula están formadas por unos 6 mil millones de estas letras. Cada una de ellas se divide para hacer una copia de sí misma. Un trabajo de chinos, claramente, que se ilustra perfectamente aquí:

Pero, claro, como nos sucede a los humanos, a veces las células también se equivocan, y esto es a lo que llamamos errores de mutación. Cuando se “disparan” y crecen fuera de control, es cuando ocasionan tumores.

Y ahora el por qué

Hemos conocido el cómo, aunque quizá ya lo sabías, pero lo que realmente nos importa es el por qué. ¿Por qué hay gente que enferma y otra que no? ¿Por qué existen casos de personas que no han fumado en la vida y tienen cáncer de pulmón? ¿Por qué ese y no yo? (o viceversa).

Los investigadores llevan años haciéndose la misma pregunta. Creen que es una mezcla de mala suerte y decisiones erróneas. La exposición al sol, el alcohol, el tabaco, algunos alimentos e incluso algunos virus pueden aumentar nuestras posibilidades de mutaciones en nuestro ADN. Debido a que esos cambios tardan en acumularse, el cáncer se observa con mayor frecuencia en adultos.

Los niños a veces pueden sufrirlo, pero afortunadamente es relativamente raro. Por lo general, la evolución tendría que paliar el hecho de que las personas tuvieran la enfermedad, pero como la mayoría de las personas la contraen después de haber tenido hijos, la evolución no actúa. Las personas que pueden tener un mayor riesgo de cáncer debido a sus genes viven el tiempo suficiente para transmitir esos genes a sus hijos.

Puedes reducir tu probabilidad de sufrirlo tomando decisiones de estilo de vida saludables y sensatas, pero no es posible prevenirlo por completo. Casi nunca podemos decir con seguridad por qué una persona tiene cáncer, ese “por qué” no es una fórmula matemática y todavía no puede resolverse completamente. Quizá algún día.

Tomado de: https://www.elconfidencial.com/

Deja un comentario